AMLO, una versión “clowny”

Ene 01 1970

¿Qué hacer contra el puntero en una contienda electoral? Casi todos los consultores recomiendan una acción: golpearlo hasta bajarlo. Son las famosas campañas negativas, de contrastes o guerra sucia.

 

¿Pero qué pasa si después de golpearlo inmisericordemente no cae el puntero? Entonces recomiendan una segunda acción: clónalo, róbale sus banderas, cópiale sus propuestas más pegajosas.

Es lo que puntualmente está haciendo el candidato presidencial del Frente, Ricardo Anaya, al convertirse en la versión clon de AMLO.

Casi todas las propuestas más sentidas del candidato de Morena forman parte ya del repertorio de compromisos de Ricardo Anaya, no obstante ser calificadas de “ideas viejas” o “populistas”.

Reducir el IVA en la frontera: desde el año pasado, cuando presentó su programa de 50 puntos, el candidato presidencial de Morena ofreció reducir a la mitad el IVA en la frontera norte, al ocho por ciento, a fin de hacerla más competitiva con Estados Unidos. Además del IVA, López Obrador propuso reducir el ISR, así como el precio de las gasolinas, el gas y la luz, e incrementar al doble el salario mínimo, con el objetivo de crear una zona franca o libre de 20 kilómetros de ancho a lo largo de la frontera norte. 

Combatir a fondo la corrupción y la impunidad: es una de las banderas centrales de AMLO, desde su primera campaña presidencial en 2006, reiterada en 2012 y refrendada en 2018. Ahora también la hace suya Anaya como parte central del ideario del Frente. La diferencia radica en que AMLO enfatiza el comportamiento ético personal del presidente, los gobernadores y alcaldes, mientras que el candidato frentista hace descansar la tarea anticorrupción en un sistema de leyes e instituciones ad hoc.  

Revisar la reforma educativa: una de las posturas más controversiales de AMLO desde 2014 es su rechazo abierto a la reforma educativa, por ser ante todo una reforma laboral y no una pedagógica. Ha propuesto derogarla, cancelarla y revisarla, con lo que retoma una de las demandas centrales del magisterio nacional en su conjunto (SNTE y CNTE). Anaya, por su parte, a partir de este año, ha planteado la revisión de la reforma, consultando a las y los maestros, a fin de ajustarla a las diversas realidades y condiciones de éstos. 

Austeridad republicana: AMLO lleva 12 años planteando el recorte de los gastos suntuarios y prestaciones excesivas de la alta burocracia. Ha presentado incluso de manera puntual partidas y rubros presupuestales en los que aplicaría el recorte. Anaya lleva apenas seis meses ofreciendo una medicina similar de corte genérico: “Con nosotros sí habrá austeridad en serio, se acabaron los gastos excesivos de los funcionarios públicos”.

 De la pensión universal al ingreso básico universal: AMLO instauró la pensión universal a personas adultas mayores en la CDMX, y ahora es política social universal en todo el país. Anaya ha ofrecido el “ingreso básico universal” como propuesta central de su eventual gobierno, y el aumento del salario mínimo a 100 pesos diarios en cuanto asumiera el poder.

Quedan dos banderas más por clonar: la venta del avión presidencial y la cancelación de las pensiones vitalicias presidenciales.

El riesgo de clonar demandas de la izquierda desde el lóbulo derecho del cerebro es que luego resultan copias ilegibles, defectuosas o, peor aún, una versión clowny, de payasito de crucero.

La gente, que no es tonta, puede terminar argumentando: “¿para qué comprar una versión pirata o payasa de AMLO, teniendo a la mano al original, a un precio prácticamente de regalo?”.

 

ricardomonreala@yahoo.com.mx

Twitter y Facebook: @RicardoMonrealA