Diccionario de frases y siglas electorales 2018

Ene 01 1970

Barreiro: ¿sinónimo de prestanombres? Parónimo de barrotes de crujía.

Conflicto de intereses: ser juez y parte en una controversia o proceso para obtener una ventaja indebida. Por ejemplo, los presidentes municipales que buscarán reelegirse en julio próximo sin renunciar a sus cargos.

Cambio inteligente: el que deberá buscar el PAN si la PGR prueba que el señor Barreiro es en realidad prestanombres del señor Anaya y que lavó dinero.

Cambio verdadero: el cambio que todos los candidatos dicen buscar, pero hasta el momento nadie lo ha encontrado.

Coprocracia: gobierno de excremento. Fase superior de la cleptocracia.

Elección coprócrata: cuando el excremento sustituye a las ideas, los programas, las propuestas y los debates en una campaña.

Embestida: ataque impetuoso y violento que veremos en las últimas semanas de la contienda electoral contra el puntero.

Empanizados: dícese de los candidatos recién convertidos al panismo; lucen una fina capa externa de pan, pero aún están crudos por dentro.

Guerra sucia: versión mexicana de acoso o bullying político.

Intereses en conflicto: el pleito entre PRI y PAN para posicionarse en el segundo lugar de la contienda presidencial.

Insulting and unacceptable: la triangulación financiera y el presunto lavado de dinero que la PGR dice haber descubierto en el proceso de compraventa de un terreno industrial entre los señores Ricardo Anaya y Armando Barreiro.

Juntos escribamos una nueva historia: lema de campaña presidencial del PAN que podría ganar un concurso de bienes raíces si se adapta a las nuevas realidades: “Juntos construyamos una nueva nave industrial”.

Juntos haremos historia: lema de una campaña que está causando histeria en un unos y movilización en otros.

No te Meades: respuesta a los priistas que manifiestan sus dudas sobre la posibilidad de ganar la elección presidencial.

Populista: el más popular en la lista electoral.

Prístino: tercer lugar inalterado, puro e inamovible en que se mantiene el PRI desde el inicio del proceso electoral.

Puntero: candidato a ser denunciado, golpeado y exhibido de manera inmisericorde.

Ropa sucia: arma fundamental de la guerra sucia. No se lava en casa. Se blanquea a la luz del día y se tiende en la calle.

Sedatu: sinónimo de cedazo. Red grande para pescar y comprar votos en zonas rurales y en áreas marginadas de las ciudades.

Seré implacable contra la corrupción: frase de campaña más fuerte de Meade que podría empezar por aplicarla en la Sedatu.

Tecnócrata: amante de la música techno y de la planeación electoral obsesiva.

Triangulación: versión financiera del ratón loco. Pasear el dinero por paraísos fiscales con la esperanza de que nadie se dé cuenta de que cambió de color, pero no de propietario.

Voto antílope: elector que no quiere nada con “el señor López”. Cree que le van a cambiar la ciudadanía mexicana por una venezolana, que le expropiarán su casa o su empresa, y que le cambiarán a Benito Juárez por Simón Bolívar.

Voto del miedo: el que se intenta alentar contra López Obrador. Exitosa en 2006, la campaña del miedo en 2018 es como la segunda parte de El Santo contra las momias de Guanajuato. Ya no asusta ni al cácaro.

Voto del odio: elector que no busca quién se la hizo, sino quién se la pague. Inseguridad, desempleo, corrupción y bajos sueldos son los resortes del voto de odio. Hasta ahora, el destinatario mayor de esta modalidad de voto de castigo es el PRI.

Yo mero: versión popular de “Yo Meade”.

 

ricardomonreala@yahoo.com.mx

Twitter:@RicardoMonrealA