EL PUTINAZO QUE VIENE

06 Abr 2017

Primero lo equipararon con Hugo Chávez. Luego con Fidel Castro. Hace unos años con Nicolás Maduro. En ninguno de los tres casos se probó relación alguna.

Ahora viene un nuevo referente maligno. Vladimir Putin.

El presidente ruso será el nuevo villano de las elecciones mexicanas en el 2018 y la ultra derecha mexicana buscará vincularlo directamente con AMLO, en un intento desesperado por detenerlo.

La narrativa del Putinazo en México es la siguiente:

El presidente ruso está promoviendo una Internacional Populista, para impulsar y apoyar en todo el mundo la instauración de gobiernos de izquierda, amantes del estatismo y enemigos del libre mercado.

El primero en apoyar habría sido al primer ministro griego Alexis Tsipras, un populista de izquierda, para impulsar la separación de Grecia de la Unión Europea. Intentona que no prosperó.

Posteriormente el gobierno ruso se habría entrometido en las referéndum británico para impulsar el Brexit, o la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

El siguiente objetivo habría sido la elección de Estados Unidos, donde Putin se habría entrometido para apoyar a Donald Trump, un populista de derecha.

En el inter, el gobierno ruso habría metido las narices en el referéndum italiano para que ganara e “No” contra el Ministro Rizzi.

En este momento estaría cocinando una nueva intervención política tanto en Francia como en Alemania. En el país galo para apoyar a la ultraderechista y populista Marine Le Pen y en el país teutón para socavar a Angela Merkel.

Una vez completado el circuito europeo de intervenciones, Putin se concentraría en el siguiente objetivo, México, donde se volcaría para apoyar a Andrés Manuel López Obrador, un populista de izquierda.

¿En que consistiría esta presunta ayuda? En espiar a los adversarios, hackear sus correos y redes privadas, filtrar información sensible de los competidores, alentar a los medios de comunicación afines y apoyar las campañas con recursos económicos.

Todo este presunto complot le serviría a Putin para instaurar en el mundo occidental y en las democracias contemporáneas un nuevo orden mundial populista, tanto de derecha como de izquierda, donde él sería el Gran Emperador.

Un ejemplo de este discurso con tintes paranoicos y de risa loca se acaba de publicar hace unos días, en la prensa de la Ciudad de México, donde a partir de unos cuantos dichos se fabrican sendos hechos.

Reproduzco el siguiente texto:

“El gobierno de Rusia intervino en las elecciones norteamericanas. Holanda, en sus recientes comicios, decidió contar los votos a mano para evitar que los rusos alteraran los resultados. Según un informe del pasado 6 de octubre presentado por la CIA, el FBI y la Agencia de Seguridad Nacional, “Rusia continuará tratando de influir el voto en los países aliados a Estados Unidos”. Hay huellas de su participación en la votación del Brexit y de que en el referéndum en Italia apoyó el ‘No’ contra el ministro Rizzi. Ahora intenta intervenir en los comicios franceses (la reunión reciente en el Kremlin con Marie Le Pen es prueba de ello) y socavar en Alemania a la canciller Ángela Merkel.

“En todos estos casos su propósito es actuar para que accedan al poder líderes populistas autoritarios. En México comienza a hacerse visible esa influencia para favorecer a Andrés Manuel López Obrador en 2018.

“Entrevistado por Andrés Oppenheimer, Gary Kasparov, excampeón mundial de ajedrez y tenaz opositor de Putin, contestó a la pregunta sobre si Rusia intentaría intervenir en las elecciones mexicanas: “No sé si México sea tan importante para su agenda política. Pero si lo es por supuesto lo hará” (The New Herald, 13.1.17). 

“¿Cómo podría intervenir Rusia en las elecciones mexicanas? Por lo pronto el mecanismo empleado es el de la propaganda. Un elemento esencial de la red de propaganda rusa en el extranjero es el canal de televisión Rusia Today, que puede verse en México a través de Izzy en el canal 710. Fundado por Mikhail Lesin, quien fuera zar de las telecomunicaciones bajo el gobierno de Putin, Rusia Today (RT) comenzó a transmitir en inglés el 10 de diciembre de 2005. Ya para 2011 se había convertido en el canal de noticias extranjero más visto en Estados Unidos. 


“En 2014 llegó a dos mil millones de visitas en su canal de You Tube. Se presenta como un canal alternativo de noticias, como una opción ante CNN o la BBC, pero no es infrecuente encontrar en su portal noticias como la siguiente: “¿Creó el Vaticano una máquina del tiempo?Aseguran que sí y que ahora está en manos de EU” (RT, 14.3.17). Es un instrumento de propaganda rusa. Lesin comentaba: “Ya pasó mucho tiempo desde que me asustaba el mundo de la propaganda”.
“Al que no le asusta ese submundo es a John Ackerman, el consejero más cercano de López Obrador. El conductor de RT, Max Keiser, se refiere a Ackerman como “nuestro hombre en México” (RT, 21.4.15, visible en You Tube). Ackerman se presenta, no como analista sino como representante de Morena. La primera colaboración de Ackerman en Keiser Report fue el 22 de noviembre de 2014. Al aire, Ackerman le comenta a Keiser: “Si recibiéramos el apoyo por parte de los medios internacionales, como ustedes, Morena triunfaría como Syriza y Podemos”. Por lo visto esa solicitud de apoyo se concretó pronto. 


“Desde el 27 de septiembre de 2016 Ackerman transmite una cápsula semanal llamada “La batalla por México”. ¿A qué batalla se refiere?: a la ‘batalla’ de Morena por hacerse del poder. Sus participaciones más comunes versan sobre “la insurrección en México”. Según Ackerman, “Morena tiene un gran potencial porque intenta congregar el espíritu revolucionario” (RT, 21.4.15). Comunes también son las arengas de Ackerman contra el TLC porque, y coincide en esto con Trump, ha sido devastador tanto para los trabajadores estadounidenses como para la población de México (RT, 12.7.16).

“Rusia Today comenzó sus emisiones en nuestro país el primero de septiembre de 2016. Su cometido es prestarle voz a “la insurrección en México” a través de su “hombre en México”, John Ackerman. Sería deseable conocer cuánto recibe Ackerman por ese trabajo de propaganda. Michael Flynn, exasesor de Seguridad Nacional, según reveló hace días The Daily Beast, 4.1.17), recibió 45 mil dólares de Rusia Today por “una conferencia”.

“Rusia Today es un componente clave del aparato de propaganda rusa. Pero los rusos no se detienen ahí. Hackean correos y los distribuyen a los medios para golpear a los oponentes que así les convenga. Su intención manifiesta es el apoyo a candidaturas populistas autoritarias. 


“¿Cómo impedir que los rusos intervengan en las elecciones de 2018? El INE, nuestra institución electoral, es débil y su presidente pusilánime (se ha mostrado absolutamente incapaz para impedir los anticipados actos de campaña de López Obrador). No podemos permitir que los rusos intervengan en nuestras elecciones. No debemos permitir que eso ocurra” (El Financiero, La Amenaza Rusa en México, Fernando García Ramírez, 3 de abril 2017).
La nueva consigna de la derecha mexicana es detener a AMLO en su camino a la presidencia de la República, a base de Putinazos, limpios y sucios.