MEXIT: GANARIA EL SÍ EN MÉXICO

Ene 01 1970

Si en México hubiera un referéndum para continuar o salir del TLCAN, ganaría el “continuar”, con un 58 %; mientras que un 42 % votaría por salir, por el “Mexit”.

 

Si el Gobierno mexicano fuese de reacción inmediata, pondría a votación el nuevo acuerdo comercial que surja el próximo año, invistiéndolo de una legitimidad que no tuvo en 1994, cuando fue puesto en marcha.

En Estados Unidos de América, desafortunadamente es al revés. Casi un 60 % votaría por salir del TLCAN, y sólo el 38 % votaría por continuarlo.

Ambos datos son del Pew Research Center, que lleva un seguimiento puntual de la opinión pública norteamericana, especialmente la de origen hispano.

El norteamericano promedio cree que el TLCAN es la causa del desempleo y de los bajos salarios en su país.

Curiosamente, en México, quienes se oponen a que continúe el TLCAN piensan de manera similar: ese acuerdo comercial es responsable del desempleo y de los salarios de hambre que gana el 60 % de la población económicamente activa.

El TLCAN da votos y simpatías en México, mientras que en Estados Unidos de América genera vetos.

El próximo año habrá elecciones en ambas naciones. Y el TLCAN podría ser tema de campaña e ir a las urnas. Una propuesta como la del “Mexit” (que México salga del TLCAN o un TLCAN sin México), en Estados Unidos de América sería popular, mientras que en México sería antipopular: asustaría a la clase media, así como a los pequeños, medianos y grandes empresarios.

Además del Pew Research Center, en México tenemos sondeos elaborados por casas encuestadoras nacionales. Reportan datos similares. Por ejemplo, Parametría señala lo siguiente:

El 48 % de los mexicanos considera que México debe continuar dentro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque piensan que se deben hacer algunos cambios. Otro 20 % de los encuestados cree que debemos salir del TLCAN, y sólo el 14 % opina que debemos continuar tal y como lo hemos hecho desde que el Tratado comenzó a operar.

El TLCAN se firmó en noviembre de 1993 y entró en vigor el primero de enero de 1994. La existencia del Tratado es un tema conocido por los mexicanos, pues de acuerdo con los datos arrojados en la encuesta de Parametría, el 68 % de los entrevistados lo conocen.

A decir de la misma casa encuestadora, el aumento en el conocimiento que los mexicanos tienen del TLCAN puede deberse a que fue uno de los temas de la contienda electoral en Estados Unidos de América, sobre todo por las propuestas del hoy presidente electo, Donald Trump, quien dijo que éste ha hecho “mucho daño a la economía estadounidense”, por lo que puso en la mesa la permanencia de EUA en el mismo.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, el 65 % dijo estar enterado de que Trump propuso durante su campaña modificar el TLCAN, mientras que el 35 % desconoce la propuesta.

“El porcentaje de atención registrado sobre este evento es considerable, sobre todo si tomamos en cuenta que es un asunto internacional donde en otros casos hemos registrado una baja atención”, estableció Parametría.

Los encuestados consideran que, en general, tanto consumidores como campesinos mexicanos se han beneficiado menos del TLCAN respecto a los otros socios que lo integran (Estados Unidos de América y Canadá).

“La opinión pública indica que quienes se considera son los más beneficiados con el acuerdo son los empresarios (69 %) y consumidores (68 %) estadounidenses, seguidos de los empresarios (68 %) y consumidores canadienses (64 %)”.

Aun así, los encuestados consideran que algunos de los beneficios que han tenido los ciudadanos mexicanos después del TLCAN es el acceso a bienes a menores precios, derivado de la eliminación de impuestos; sin embargo, sólo 2 de cada 10 mexicanos cree que el TLCAN les ha beneficiado personalmente, y el 31 % dice que los ha perjudicado; mientras que el 23 % considera que el acuerdo ha sido una oportunidad de desarrollo para los campesinos del país.

Por su parte, la encuestadora Consulta Mitofsky (CM) señala lo siguiente:

El grueso de los mexicanos piensa que Estados Unidos de América es el país que más se ha beneficiado con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero además considera que este país sacará la mejor partida en la renegociación del acuerdo, reveló la encuestadora, para el periódico El Economista.

De acuerdo con el sondeo, el 46.3 % de los mexicanos opina que EUA es el país con mayores dividendos en el TLCAN, en 23 años de funcionamiento; mientras que el 46 % de los consultados estima que México es, a la vez, el país más perjudicado a la fecha por los efectos del protocolo. El país al que menos afecta, según los encuestados, es Canadá, se lee en el trabajo de CM.

Un tercio de la población encuestada piensa que el país más interesado en renegociar es EUA, el cual además será el más beneficiado, mientras que apenas uno de cada cinco mexicanos cree que nuestro país será al que más convendrá la renegociación.

Será del próximo 16 al 20 de agosto cuando los equipos negociadores de los socios del TLCAN se vean las caras por primera vez en la mesa de acuerdos. Estados Unidos de América ha sido el único, hasta el momento, en definir objetivos específicos para la renegociación.

Entre ellos destaca la reducción de su déficit comercial —que con México ronda los 63,000 millones de dólares anuales— o la eliminación del artículo 19 del actual TLCAN, que al día de hoy establece un mecanismo supranacional para validar las medidas remediales ante lo que los países consideren prácticas comerciales desleales de sus socios, entre los puntos más importantes.

Hasta la fecha se ha delineado la posibilidad de que ocurran siete rondas negociadoras, con el propósito de concluir las pláticas con un producto terminado a más tardar a principios de 2018, para dar paso al proceso de validación de cada socio y evitar la interferencia con los procesos electorales presidencial, de México, y legislativo, de EUA.

A pesar de la opinión pesimista para México, recabada por CM, sobre quiénes han sido y serán los más beneficiados del TLCAN, el grueso de la población mexicana admite que es necesario renegociarlo (44.7 %), al tiempo que considera que el acuerdo constituye algo bueno para la economía mexicana (45.5 %).

Otra mayoría simple, del 35.6 %, estima que el país debe permitir la entrada de productos extranjeros, en un resultado dividido, considerando que el 30.4 % se opone.

Como se aprecia, el tema de la aprobación o rechazo del TLCAN en Estados Unidos de América y México tiene una inocultable vena política que será explotada electoralmente el próximo año. Habrá que estar atentos.

 

ricardomonreala@yahoo.com.mx

Twitter: @RicardoMonrealA