Mundial de frontball en Cuauhtémoc

Ene 01 1970

En 20 meses, en la Delegación se han realizado diversos eventos de gran relevancia para las y los vecinos de la demarcación.

 

El deporte y la cultura son las herramientas más eficaces para prevenir el delito: si los gobiernos les destinaran mayores recursos, sin duda se lograrían disminuir los altos índices de inseguridad y violencia que actualmente padecemos en el país.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señala que “El deporte y los juegos son elementos vitales en la salud, la felicidad y el bienestar de las niñas, niños y jóvenes”[1], y es innegable: la política en materia deportiva debe estar vinculada a la política social.

Por ello, desde el inicio de mi administración consideré como una prioridad no sólo la rehabilitación de los centros deportivos de la delegación Cuauhtémoc, sino la implementación de programas de trabajo coordinados por profesionales de distintas disciplinas, como boxeo, futbol, taekwondo, entre otras.

Asimismo, en 20 meses al frente del gobierno hemos realizado diversos eventos de gran relevancia para las y los vecinos de la demarcación, como el Desfile Deportivo Conmemorativo del Inicio de la Revolución Mexicana, en el que participaron importantes figuras de distintas disciplinas; la carrera atlética Love & Friends; la función de box “Noche de Campeones en el Corazón de México” y las visorías del Club Pachuca en la cancha del Deportivo Fray Bartolomé de las Casas, conocido como “Maracaná”, de la colonia Morelos.

Como parte de este impulso, y en coordinación con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), la Federación Internacional de Pelota Vasca (FIPV) y la Federación Mexicana de Pelota Vasca y Frontón (FMPVF), llevaremos a cabo el Primer Campeonato Mundial de Frontball, el cual se realizará del 18 al 22 de julio en el Centro Deportivo José María Morelos y Pavón, enclavado en el corazón de Tepito.

Creado en 1998, el frontball es una disciplina que sirve de puente entre diferentes juegos de pelota a mano practicados en diferentes países; en México se le conoce como “frontón” o “rebote”, y algunas de las características que lo distinguen son sus reglas simples y el equipamiento asequible casi para cualquier presupuesto, pues para su práctica sólo se requiere de una pelota y un muro.

Para esta competencia —nunca antes realizada— estamos redoblando esfuerzos a fin de ofrecer a los atletas instalaciones deportivas de primer nivel, y trabajamos también al exterior de la sede deportiva en el mejoramiento de la imagen urbana, pues esperamos que quienes nos visiten disfruten del evento en condiciones óptimas.

El Primer Campeonato Mundial de Frontball será una buena oportunidad para contribuir a la reconstrucción del tejido social del tradicional Barrio Bravo; en este sentido, la FIPV se ha comprometido a constituir y financiar una escuela para la niñez de la zona, que será semillero de este deporte en el que México ha destacado, prueba de ello es Orlando Díaz Balleza, considerado el mejor jugador del planeta.

Este torneo se enmarca en mi convicción, que además es política de mi administración,  de que mediante la práctica deportiva podremos alejar a niñas, niños y jóvenes de la comisión de conductas antisociales, y brindarles más herramientas para un mejor porvenir.