¿Por quién votar?

28 Jun 2012

Me permito compartir con usted 10 buenas razones para votar por López Obrador.

1)   Fue el mejor candidato: vino de atrás y de menos a más. Hace un año, su intención de voto era de 15%, con 42% de negativos. Hoy ronda una tercera parte de la preferencia y un saldo de opinión positiva de 22% igual que Peña Nieto y superior a Josefina Vázquez Mota. En la actual campaña, López Obrador fue el único que creció. Peña Nieto bajó de manera sostenida y Josefina pasó del segundo al tercer lugar de forma sorprendente. Si consideramos que durante seis años López Obrador estuvo ausente de los medios y sometido a una campaña negra de ataques, lo logrado en tres meses es una verdadera hazaña.

2)   El candidato y la campaña más austera: a todos les consta. La campaña de AMLO fue a ras de suelo. Fue el candidato con menos espectaculares, publicidad, spots y siempre viajó en vuelos comerciales y traslados por carreteras. Nunca dispuso de una flota aérea imperial para sus traslados; no uso vehículos blindados; no realizó un solo viaje en aviones o helicópteros privados; no trajo ni trae guardias pretorianas y es el candidato que más reuniones realizó en plazas públicas, con una característica especial: nunca canceló un evento, nunca se le vació una plaza antes de que él hablara y nunca inicio con más de 40 minutos de retraso.

3)   La propuesta económica más responsable: Fue el único que le puso pesos y centavos a su programa de gobierno: recortar el gasto corriente del gobierno en 300 mil mdp, generar ahorros en el gasto público por otros 300 mil mdp (gastando mejor y cortando la mordida del 15% a proveedores y contratistas) y recuperar 200 mil mdp por concepto de cobrar impuestos a los grandes contribuyentes que hoy no pagan. Es decir, un total de 800 mil mdp en seis años para financiar su ambicioso programa de obra pública y los programas sociales.

Los otros aspirantes fueron irresponsables: Peña Nieto ha firmado compromisos por 1.5 billones de pesos, sin decir de dónde va a sacar esos recursos; oculta que va a aumentar el IVA de 16 a 22%; mientras que Josefina Vázquez Mota ofreció compromisos por un billón de pesos, sin explicar cómo va a agrandar la cobija presupuestal.

4)   El único que presentó un gabinete presidencial: Uno a uno, AMLO presentó su baraja de colaboradores, para que, de una vez por todas, la ciudadanía los analice y dictamine. Predomina la gente de la sociedad civil, políticos honorables, hombres de empresa, consultores profesionales y activistas sociales. Destacan los nombres de Marcelo Ebrard, actual jefe de gobierno de la Ciudad de México, Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM, y Manuel Clouthier Jr., el hijo del Maquío. Ni un familiar, ni un amigote, ni un compadre y ni un socio o cómplice (por la sencilla razón de que no los tiene).

Por su parte, Peña Nieto presentó únicamente a un asesor militar extranjero, mientras que la candidata del PAN presentó algunos nombres, resultando que los más sorprendidos fueron algunos de los mencionados, ya que ni siquiera estaban enterados de la invitación. Una improvisación de pena ajena.

5)   Por sus obras los conoceréis: Cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, AMLO entregó una de las ciudades más seguras del país, una de las más atractivas para la inversión privada nacional y extranjera, con altas tasas de generación de empleos y con una red de programas sociales que después fueron imitados por el gobierno federal y algunos gobiernos locales del PRI, como la pensión universal para adultos mayores.

Peña Nieto, en cambio, dejó uno de los estados con mayores índices de pobreza, campeón nacional en feminicidios, con el transporte público más caro y peligroso del país (se cometen 250 asaltos por mes en las combis y peseras del Estado de México), con una de las policías municipales más mordelonas y denunciadas del país y con las autopistas más caras del mundo.

Josefina Vázquez, por su parte, tiene dos medallas de oro como servidora pública: como secretaria de desarrollo social entregó tres millones de nuevos pobres al país, y como secretaria de educación pública entregó uno de los sistemas educativos peor evaluados entre los países de la OCDE.

6)   Hartazgo del PRIAN: La mejor prueba del falso cambio que el PAN y el PRI han representado para México es la alianza de Vicente Fox con Peña Nieto: son más de lo mismo, son una alternancia sin alternativa, una falsa ilusión de cambio.

Ambos partidos tuvieron la oportunidad de darle un mejor destino a México y ambos le fallaron a los mexicanos. El PRI dejó una estela de corrupción, crímenes políticos y crisis económicas. El PAN deja una herencia de violencia, desempleo y pobreza. Ni a cual irle. El PAN resultó ser la versión chafa del PRI, mientras que el PRI es la versión vergonzante del PAN. Es tiempo de darle oportunidad a una nueva opción, la del “cambio verdadero”.

7)   El cambio verdadero: la razón más poderosa para votar por López Obrador está en su propuesta de cambio verdadero. ¿En qué consiste? En hacer realidad el mandato constitucional de construir en México una verdadera democracia, considerándola “NO SOLAMENTE COMO UNA ESTRUCTURA JURIDICA Y UN REGIMEN POLITICO, SINO COMO UN SISTEMA DE VIDA FUNDADO EN EL CONSTANTE MEJORAMIENTO ECONOMICO, SOCIAL Y CULTURAL DEL PUEBLO”.

En esta contienda hubo cuatro candidatos, pero solo dos proyectos: continuar con más de lo mismo; o votar por una verdadera transformación del país.

Desde 1929 hasta 2012, es decir en 83 años, el país ha sido gobernado únicamente por dos partidos políticos: el PRI, durante 71 años, y el PAN, durante 12 años.

8)   Nada para nadie: otra razón poderosa para votar por AMLO es que la elección aún no está definida. Hay millones de ciudadanos que sí quieren votar, pero aún no deciden por quién. Su definición en los próximos días será determinante. Si usted está en esta situación, lo felicito porque en sus manos está el futuro del país. Usted es un ciudadano poderoso. Si además piensa que el país necesita un cambio, que el actual gobierno del PAN hizo mal las cosas y sí nunca votaría por el regreso del PRI, no espere más, su voto es por AMLO.

9)   Los jóvenes, con AMLO: Tres de cada cuatro jóvenes (entre los 18 y los 29 años de edad) están con AMLO. Por algo será. Su voto es informado y razonado. Son la nueva mayoría del país. Son la esperanza de un México mejor. Son la generación del cambio verdadero. Sigamos su ejemplo.

10) Póliza de Buen Gobierno: El voto por AMLO no es un cheque en blanco; está condicionado a resultados. Si a los dos años no hay avances en el país, se le podrá revocar el mandato. Usted no tendrá que esperar 12 años como en el caso del PAN, ni otros 70 años como en el caso del PRI.