Posicionamiento sobre el acuerdo que convoca a periodo extraordinario de sesiones en la Cámara de Diputados

Ene 01 1970

En este acto se esfumó la división de poderes, se encubrió una grave deficiencia en materia constitucional, ya que permitió la usurpación de funciones, al permitir que los dictámenes legislativos provengan de la Presidencia de la República.

Se incurrió en una invasión de la esfera de competencia  del Poder Legislativo, por parte del Ejecutivo y lamentablemente en la práctica se permite la existencia de un supra poder constituido por una sola persona, el Presidente de la República que decide, ordena y ejecuta él solo en los tres Poderes de la Unión.

Por lo tanto se profundiza, la subordinación del Poder Legislativo  al Poder Ejecutivo, incluso yo podría decir con toda serenidad que el Senado  ha promovido en su acto de autoridad, en la práctica constituir el más poderoso y peligroso poder fáctico,  en el que se habrá de convertir la televisión restringida, que junto con la radiodifusión, decidirán e impondrán actos fundamentales para la Nación y podrán incluso tornarse ingobernables.

El haber establecido el predominio privado  sobre el espectro radioeléctrico, con la amenaza de  que este dominio privado, este predominio privado  se perpetúe, evidencia a un Estado claudicante, evidencia a un Estado sometido y sobre todo evidencia  la debilidad de un Poder Legislativo  que en la práctica no está cumpliendo los propósitos  constitucionales de ser un equilibrio  entre los tres poderes.

Esta debilidad esta subordinación, este hincamiento del Legislativo al Ejecutivo no es nada nuevo y tampoco es nada bueno, porque que el Poder Legislativo lamentablemente renunció a constituir un instrumento jurídico que garantizara los derechos y las libertades de los gobernados por los gobernadores.

Por eso estoy en desacuerdo, porque en la Cámara de Diputados conociendo la composición de la misma, que sigue la naturaleza prácticamente idéntica, no va actuar como Cámara revisora, va a actuar como una oficialía de partes, va a actuar como una oficina de trámites burocráticos menores.

Nosotros no estamos de  acuerdo y no estamos de acuerdo porque la norma secundaria que se creó y se aprobó por el Senado contradice la Constitución en esta materia.

Y yo recuerdo muy buen algunos de los argumentos que aquí se debatieron en el Senado.

La declaratoria de preponderancia por sector y no por servicio, va a generar una protección desmedida a los poderes fácticos, porque los actuales oligopolios que concentran el espectro radioeléctrico no serán tocados para efectos de diversificar la oferta y abrir la competencia.

Mucha gente en la calle pregunta, ¿Qué quiere decir el que la preponderancia sea por sector y no por servicio? Es muy sencillo, en la explicación, la preponderancia por sector contempla toda la telecomunicación o la radiodifusión como sector, el que se hayan pronunciado por ésta y no por servicio quiere decir, que por servicio se entienden telefonía móvil, telefonía fija, internet, televisión abierta, televisión restringida.

Si se hubiera declarado en la ley secundaria la preponderancia por servicio querría decir, que entonces Televisa  no podría ampliar más su adquisición de medios de cables en  televisión privada o televisión restringida. Ahora sí lo podrá hacer, porque hacia allá va orientado el mercado.

Quiero decirles con toda seriedad que el futuro de las telecomunicaciones, en el caso de televisión restringida, está en expansión y en un franco crecimiento. La gente por muy modesta que sea busca pagar televisión restringida, cable.

La televisión restringida tuvo el año pasado un 10% de crecimiento y el mercado de las telecomunicaciones es de casi 500 mil  millones de pesos, eso es lo que se está disputando.

Cuando se declara la preponderancia por sector, se deja a esta televisora que sin límite crezca en el mercado de la televisión restringida, porque ya fue declarada preponderante en televisión abierta  y los argumentos son que no son lo mismo televisión abierta que televisión restringida, háganme favor.

En  televisión restringida ya tiene este emporio televisivo el 47% de las estaciones y el 60% de la audiencia. En la práctica  la televisión restringida va crecer de manera impresionante y el único control que tendrá será una sola empresa, porque, a las otras hasta en año y medio o dos años podrán otorgarle esa posibilidad. Luego entonces es un privilegio inadmisible porque se está generando en la práctica un poder impresionante de la televisión restringida.

Actualmente tiene 60% de la audiencia, nada le impide  a este emporio televisivo tener el 90%. Ya lo veremos, entonces lo que ustedes están haciendo es privilegiar el criterio privado por encima del criterio público y eso tarde que temprano, será una consecuencia lamentable para el país, para la democracia y para la libertad y el derecho a la información.

Presidente, muchas gracias por su tolerancia.