UNA PROPUESTA PARA LA CDMX

Ene 01 1970

En el 2050, el Valle de México estará entre las tres megalópolis más pobladas del mundo. ¿La CDMX está lista para este suceso? Aquí una propuesta de 7 ejes para que el futuro no nos arrolle.

 

Uno: Seguridad y movilidad ciudadanas. Reforzar el mando único policial con una policía de barrio o proximidad ciudadana, dependiente de las nuevas alcaldías; verificable y evaluable por los vecinos. Impulsar una política de cero delitos violentos en transporte público y paraderos, y cero accidentes mortales en nuestras vialidades. Ofrecer opciones de transportación pública rápida, segura, económica y amigable con el medio ambiente (Metro, Metrobús, Monorrieles, Ecobicis).

Dos: Desarrollo con equidad social y responsabilidad fiscal. Impulsar una ciudad con alma social, como la que diseñó Andrés Manuel López Obrador cuando fue Jefe de Gobierno, sin aumentar impuestos y sin endeudarla irresponsablemente. Se propone el Ingreso Básico Ciudadano (IBC), un apoyo mensual para las personas con mayores necesidades, sujeto a un proyecto productivo de autoempleo o de servicios comunitarios a la ciudad.

Tres: Urbanismo sustentable, para que la ciudad siga desarrollándose sin sacrificar el medio ambiente. Las prioridades serían el cuidado del agua, la calidad del aire y el reordenamiento del suelo urbano. El urbanismo depredador no lo necesitamos, no nos interesa y no los vamos a promover.

Cuatro: Urbanismo con sentido humano. Para que el peatón sea lo más importante en la ciudad; para que los ciclistas sean respetados por automovilistas y transportistas; para que los servicios públicos más elementales como la recolección de basura, la reposición de luminarias, la pavimentación de calles, la poda y reposición de árboles, y el mantenimiento de nuestros parques y jardines sea motivo de orgullo, no de preocupación o decepción.

Cinco: Por una ciudad inteligente, competitiva y productiva. Para que la CDMX sostenga e incremente su posición nacional e internacional como polo de inversión productiva: pública, privada y social. Para que la ciencia, la tecnología, la innovación y la conectividad sean motores, no cuellos de botella, del desarrollo de la ciudad. Todo ello con un propósito central: que las y los capitalinos puedan acceder a más empleos, mejor pagados.

Seis: Por un gobierno abierto, honesto, plural y con amplia participación ciudadana. Para combatir de manera frontal la corrupción; para incrementar la fiscalización y la vigilancia ciudadanas e independientes en el gasto de los recursos públicos; para que el próximo gobierno de la sociedad ―sin perder su piel morena― sea plural, incluyente, tolerante y con perspectiva de género.

Siete: La capital de la justicia y los derechos humanos; para que la justicia cotidiana contribuya a la convivencia pacífica y a la reducción de la violencia; para que haya cero impunidad en los delitos que más agravian a las víctimas; para que las personas con discapacidad vivan con dignidad; para que la diversidad sexual sea respetada; para que los pueblos indígenas sientan como suya la ciudad que ellos fundaron; para que la población en situación de calle se integre a la vida comunitaria; para dignificar y reordenar el comercio en vía pública, sin criminalizarlo; para que las marchas y protestas no paralicen la ciudad y puedan ser mejor escuchadas y atendidas; para que las niñas y los niños dibujen, propongan y definan la ciudad de sus sueños, la Ciudad de México del futuro.

 

ricardomonreala@yahoo.com.mx

Twitter: @RicardoMonrealA